VIVIENDA AUTOSUFICIENTE

La vivienda autosufiente es aquella que tiene una autonomía propia, que ella misma puede autoabastecerse. Como decía aquel anuncio publicitario… ! Bienvenido a la república independiente de tu casa !.

La verdad es que una idea muy atractiva y  siempre que se dice realmente se vende bien.

 Muchas veces,  el factor económico limita las actuaciones para llevar a cabo las actuaciones es una vivienda autosuficiente, pero ahora,   la propia normativa, nos exige un mayor ahorro, mejorando el aislamiento, además siempre que se pueda, es interesante ahorrar en los consumos de agua y luz, aunque sea a costa de una pequeña inversión.

vivienda autosuficiente

casa autosuficiente

En este articulo, yo expongo, como mínimo 7 puntos de actuación para proceder a ahorrar en el consumo de una vivienda autosuficiente.

A mí en particular siempre he seguido estos principios en todo:

– Cuanto más simple sea la idea y más probada es más fácil que funcione.

– Es mucha más fácil ahorrar energía que producirla.

El dinero es siempre el obstáculo para llevar a la práctica los proyectos de tecnología alternativa.

– Es mejor siempre llevar a cabo soluciones que ahorren dinero desde el primer momento, como es un bien aislamiento en un edificio, el cual se  amortizará en ahorro de combustible en pocos años.

Las principales actuaciones para llegar a una vivienda autosuficiente son:

  1. La orientación adecuada para cada elemento

La orientación de una vivienda es uno de los parámetros más importantes y que originan más controversia en el diseño de una vivienda, pero a la vez influye después en la colocación de paneles solares, en los aislamientos exteriores, en las cubiertas, distribución interior y demás factores.

  1. Los combustibles.

Muchas veces es necesario recurrir a combustibles, principalmente para la calefacción, pudiendo elegir caldera de pellet combinada con energía solar y bien geotérmica, estas soluciones hacen que las necesidades de calefacción estén cubierta plenamente o bien parcialmente.

  1. El aislamiento.

El aislamiento térmico permite reducir el consumo energético de las instalaciones térmicas, ya que se reduce la demanda energética de los espacios interiores. Ahora de acuerdo a la normativa vigente, las edificaciones tienen que contar con un alto grado de calidad aumentando el aislamiento, dando una clasificación a la vivienda

  1. El calor solar

El sol es una de las mejores y abundantes energías que contamos, pudiendo transformarla para la producción de agua caliente y calefacción o bien para la producción de electricidad.

Esta es una solución muy factible y fácilmente amortizable en buena parte.

.5. La energía mini-eólica

La instalación de un aerogenerador para producir la electricidad de una vivienda, es una alternativa eficiente en zonas donde exista mucho viento y éste sea aprovechable.

Esta solución compartida con la solar es muy utilizada en viviendas aisladas.

Uno de los inconvenientes es el impacto de las hélices en el entorno de la vivienda.

  1. El aprovechamiento del agua de lluvia.

El aprovechamiento de agua de lluvia mediante canalones y recogidos en depósitos en una práctica muy utilizada en viviendas de campo, esta agua es utiliza posteriormente para riego principalmente.

El conste es muy bajo y el aprovechamiento es muy bueno cuando se riega mediante goteo.

  1. Contraventanas y persianas

Las contraventanas es un remedio para reducir las pérdidas de calor por la noche.

Las persianas, son un impedimento para impedir la entrada de sol en la época de verano, mejorando la ventilación, además de aumentar el aislamiento de las ventanas.